LetraLa Llegada del Impostor…

Bunbury, Carlos Ann

Última actualización realizada el: 21 de julio de 2017
No hay traducciones disponiblesNo hay traducciones disponibles
La letra tiene algunos errores
Editada por Isaiasel AJ

Al amanecer, cuando las mujeres comían fresas crudas, alguien llamó a mi puerta diciendo ser y llamarse Leopoldo María Panero. Sin embargo, su falta de entereza al representar el papel, sus abundantes silencios, sus equivocaciones al recordar frases célebres, su embarazo cuando le obligué a recitar a Pound, y finalmente lo poco gracioso de sus gracias, me convencieron de que se trataba de un impostor. Inmediatamente, hice venir a los soldados: al amanecer del día siguiente, cuando los hombres comían pescado congelado, y en presencia de todo el regimiento, le fueron arrancados sus galones, su cremallera, y arrojado a la basura su lápiz de labios, para ser fusilado poco después. Así terminó el hombre que se fingía Leopoldo María Panero. HIMNO A SATÁN (Leopoldo María Panero) Sólo la nieve sabe la grandeza del lobo la grandeza de Satán vencedor de la piedra desnuda de la piedra desnuda que amenaza al hombre y que invoca en vano a Satán señor del verso, de ese agujero en la página por donde la realidad cae como agua muerta. HIMNO A SATAN (2.ª versión) La grandeza del lobo no es penumbra ni aire es sólo el fulgor de una sombra de un animal herido en el jardín de noche, mientras tú lloras como en el jardín un animal herido. HIMNO A SATAN (3.ª versión) Los perros invaden el cementerio y el hombre sonríe, extrañado ante el misterio del lobo y los perros invaden la calle y en sus dientes brilla la luna pero ni tú ni nadie, hombre muerto espectro del cementerio sabrá acercarse mañana ni nunca al misterio del lobo.

No hay traducciones disponiblesNo hay traducciones disponibles
  • 0

Últimas actividades

Musixmatch para Spotify y
iTunes ya está disponible para
tu computadora

Descargar ahora